La guerra espiritual del cristiano: Dios me llevó a superar la persecución de mi esposa

El camino de seguir a Dios por el que caminan los cristianos está lleno de las tentaciones de Satanás. A veces, Satanás utilizará a la familia de cristiano para evitar que busquen y estudien el verdadero camino. Yo he experimentado anteriormente este tipo de tentación y he sentido dolor y debilidad, pero bajo la dirección de las palabras de Dios, llegué a tener discernimiento de los planes engañosos de Satanás y encontré la fe para vencer las tentaciones de Satanás.

Mi mujer intenta detenerme, pero yo debo obedecer a Dios, no a la gente.

En abril de 2018 conocí al hermano Li y hermano Tian por Internet. Me dieron testimonio de la obra de Dios en los últimos días y compartieron sobre tales verdades como la manera en la que el Señor ha regresado, el propósito y significado de las tres fases de la obra de Dios para salvar a la humanidad, y la raíz de la corrupción para toda la humanidad. Después de escuchar sus palabras, sentí como si estuviera escuchando algo completamente nuevo y muy esclarecedor, y todo esto eran cosas que no había escuchado nunca antes en mi iglesia. Vi que las palabras de Dios Todopoderoso habían descubierto todos los misterios de la Biblia, y entendí que Dios tuvo que realizar la obra del juicio y la purificación en los últimos días con el fin de eliminar completamente los pecados del hombre. Las palabras de Dios Todopoderoso revelaron la fuente de nuestra corrupción y nos mostraron el camino para ser purificados, así que de verdad quise reunirme con el hermano Li y hermano Tian.

Un día, estábamos asistiendo a una reunión en línea juntos, cuando mi mujer me escuchó y se acercó para mirar la pantalla de mi ordenador. Cuando vio cosas en Facebook que mencionaban la iglesia del Relámpago Oriental, me preguntó: “¿Con quién estás hablando? ¿Quién es esta gente? ¿Son estas personas de la iglesia del Relámpago Oriental?” Yo le dije: “Sólo estoy investigando acerca de ella”. Mi mujer se puso furiosa y no me dejaba que tuviera nada que ver con estas personas, y habló de ellas con condenación. Yo pensé: Cuando comparten la palabra, siempre tengo mi Biblia a mano y la utilizo para comprobar lo que dicen, y todo concuerda con la Biblia. Asimismo, las palabras de Dios Todopoderoso han descubierto todos los misterios de la Biblia, y sólo Dios podría ser capaz de destapar estas verdades y misterios. Por lo tanto, le dije a mi mujer: “No has intentado entender o investigar acerca del Relámpago Oriental, y simplemente no deberías condenar a esa iglesia ni juzgarla arbitrariamente”. Mi mujer entonces vio que no iba a escucharla y entonces me gritó fuertemente. Al verla perder el control en su furia, todo lo que pude hacer fue desconectarme de la reunión en línea. Más adelante, todavía quería seguir estudiando este camino, pero tenía miedo de que mi mujer se enterase, así que todo lo que pude hacer fue bloquear al hermano Li en Facebook. Pero, entonces pensé: Si hago esto, no podré escuchar sus palabras—¿qué voy a hacer?

Al día siguiente, contacté con hermano Tian y le conté cómo mi mujer había intentado que yo dejase de estudiar el camino correcto. Entonces, el hermano Tian compartió conmigo, diciendo: “Cuando se trata de estudiar el verdadero camino, ¿deberíamos obedecer a otras personas u obedecer a Dios? ¿Cuál es la voluntad de Dios? La Biblia dice: ‘Es menester obedecer á Dios antes que á los hombres’ (Hechos 5:29). Debido a que creemos en Dios, entonces, deberíamos buscar la voluntad de Dios en todas las cosas, obedecer aquello que provenga de Dios, rechazar lo que provenga del hombre, y no ser restringidos por otras personas. Como los discípulos Pedro y Juan en tiempos de Jesús, por ejemplo. Mientras estaban siguiendo al Señor Jesús y predicando Su evangelio, fueron capturados por el sacerdote principal, pero, aunque fueron amenazados e intimidados, se aferraron al verdadero camino, no permitieron ser restringidos, y dijeron: ‘Es menester obedecer á Dios antes que á los hombres’. Su ejemplo es digno de ser emulando. Ahora que te enfrentas a los intentos de tu mujer para obstruirte, debes tener discernimiento, y debes ponderar esta situación según las palabras de Dios. ¿Concuerda con la voluntad de Dios lo que dice tu mujer? ¿Concuerda con las palabras del Señor? Si no aplicamos nuestro discernimiento, sino que sólo seguimos ciegamente, sintiéndonos tímidos y temerosos y sin atrevernos a estudiar el verdadero camino, entonces muy fácilmente echaremos a perder nuestra oportunidad para entrar en el reino de los cielos. Hemos esperado arduamente el retorno del Señor Jesús, y cuando se trata de estudiar el verdadero camino, debemos tomar postura y tener discernimiento, y aún más debemos practicar según las palabras del Señor. Sea quien sea, si alguien dice algo que no concuerda con la verdad, entonces deberíamos rechazarlo y negarnos a aceptarlo, mientras que debemos obedecer y prestar atención a cualquier cosa que concuerde con la verdad. Solamente al hacer esto evitaremos ser fácilmente engañados u obstruidos, y entonces podremos seguir el ritmo de los pasos del Cordero”.

Después de escuchar estas palabras, entendí que hay que tener discernimiento y tomar postura cuando se trata de la cuestión importante de esperar el retorno del Señor. Como había estudiado el verdadero camino durante un tiempo y había visto que las palabras de Dios Todopoderoso eran ciertamente la verdad y el verdadero camino, si entonces sucumbía ante los intentos de mi mujer de obligarme y perdiera el coraje para estudiar este camino, ¿no equivaldría esto a cerrar mi puerta al Señor Jesús cuando vuelva? Y al hacer esto, entonces perdería la salvación del Señor de los últimos días y acabaría siendo escardado por Dios. Cuando se trataba de estudiar el verdadero camino, sabía que debía obedecer a Dios y no a la gente, y por eso decidí seguir investigando el verdadero camino.

Aprendo discernimiento: El que alguien esté muy bien versado en la Biblia no significa que conozca al Señor. 

Un día, mi mujer vio que estaba asistiendo a otra reunión en línea, y me dijo enfurecidamente: “¿No lo sabías? Nuestro pastor nos advirtió que no nos mezclásemos con extraños, especialmente con la gente del Relámpago Oriental, para no ser engañados”. Cuando dijo esto, tuve mis dudas y pensé: El pastor está muy bien versado en la Biblia y se graduó en un seminario. Siempre dice esto, así que ¿realmente no debería estar estudiando este camino? Justo entonces, mi mujer me dijo: “No creas en extraños tan fácilmente. Si sigues reuniéndote con esta gente, tendré que cortar toda relación contigo”. Yo le dije: “¿Por qué no podemos mezclarnos con extraños? Todos creemos en Dios y simplemente estamos compartiendo las palabras de Dios. Todos los hermanos y hermanas que creen en Dios son una familia, entonces, ¿por qué deberíamos excluir a nadie? De todas formas, el Señor Jesús nunca dijo que nunca debiésemos recibir a un extranjero. La Biblia dice: ‘No olvidéis la hospitalidad, porque por ésta algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles’ (Hebreos 13:2). Debemos tratar a los huéspedes con compasión. Esto es lo que enseña la Biblia”. Cuando me escuchó decir esto, mi mujer se enojó. Sin decir nada, se fue y se sentó y procedió a ignorarme. Al ver que no me entendía, me sentí muy molesto, y entonces oré a Dios: “Oh, Dios, mi mujer está intentado que yo no estudie el verdadero camino, e incluso nuestro pastor nos dice que no lo estudiemos. Mi corazón está dolorido, y no sé qué hacer. Por favor, dame Tu dirección”.

La guerra espiritual del cristiano

Entonces, inmediatamente le conté al hermano Tian lo que había sucedido, y él compartió conmigo, diciendo: “Tu mujer está utilizando lo que tu pastor ha dicho para intentar que dejes de estudiar el verdadero camino, y esto es algo de lo que debemos tener discernimiento. Cuando alguien está muy bien versado en la Biblia y se ha graduado en un seminario, ¿significa esto que conoce al Señor? Hace dos mil años, los fariseos estaban muy bien versados en la Biblia y entraban en el templo para predicar a la gente. Pero, cuando el Señor Jesús vino a hacer Su obra, no buscaron ni estudiaron Su camino, sino que le juzgaron y condenaron arbitrariamente. Los fariseos sabían perfectamente que la obra y las palabras del Señor Jesús tenían autoridad y poder, pero aun así no pudieron entender la voz de Dios y siguieron dependiendo de sus ideas equivocadas para condenar y resistirse al Señor Jesús, creyendo que cualquiera que no fuese llamado “Mesías” y que no hubiese venido a guiarles para derrocar a las autoridades romanas, no podía ser Dios mismo. También tuvieron miedo de que la gente siguiera al Señor Jesús, y de que la gente ya no escuchara sus sermones. Por lo tanto, con el fin de engañar y controlar a los fieles, se inventaron rumores y blasfemaron al Señor Jesús, no les dejaron escuchar los sermones de Jesús, no les dejaron seguirle, y guiaron a los fieles a clavar al Señor Jesús en la cruz, cometiendo así un pecado atroz. De la misma manera en que el Señor Jesús maldijo a los fariseos cuando dijo: ‘Mas ­ay de vosotros, escribas y Fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; que ni vosotros entráis, ni á los que están entrando dejáis entrar’ (Mateo 23:13). Aunque estaban muy bien versados en la Biblia, se convirtieron en obstáculos y escollos que evitaban que la gente entrara en el reino celestial. Aunque los líderes religiosos de la actualidad expongan conocimiento bíblico y teoría teológica, y puedan hablar acerca de personajes históricos en la Biblia hasta que las ranas críen pelo, no pueden decir nada acerca de experimentar o entender las palabras del Señor. En los últimos días, el Señor Jesús ha regresado para continuar Su obra de redención, ha expresado millones de palabras y hace la obra de juzgar, purificar y salvar a la humanidad. Los líderes religiosos saben perfectamente que el Señor Jesús regresado, Dios Todopoderoso, expresa la verdad, pero aun así no lo investigan y no prestan atención a la voz de Dios. Por el contrario, siguen delimitando la obra del Señor regresado confiando en sus propios conocimientos bíblicos, ideas equivocadas e imaginaciones, crucificando así a Dios una vez más. Lo llevan hasta el punto en que, para poder mantener sus propias posiciones y sustentos, se apoderan a la fuerza de las ovejas del Señor y evitan que los fieles busquen o estudien la obra del Señor regresado. También siguen al PCCh (Partido Comunista Chino), quien propaga falacias que blasfeman y desafían a Dios con el fin de engañar a los fieles, y así desempeñan el papel de los fariseos que pretendieron creer en Dios, pero aun así se resistieron a Él. Estos hechos son suficientes para probar que sólo porque alguien esté muy bien versado en la Biblia, esto no quiere decir que conozca a Dios. Cuando recordamos a esos creyentes que adoraron a los fariseos, vemos que, como no tenían sitio para Dios en sus corazones, y no tenían discernimiento de los fariseos, entonces creyeron y siguieron a los fariseos, y se negaron a aceptar la obra de redención del Señor Jesús. Al final, perdieron su oportunidad de obtener la salvación de Dios y perdieron la bendición de Dios. No debemos cometer el mismo error”.

Después de escuchar la palabra del hermano, mi corazón se sintió muy conmovido. Sí, pensé, en los fariseos en aquel entonces estaban muy bien versados en la Biblia, pero cuando el Señor Jesús vino, confiaron en sus propias ideas equivocadas e imaginaciones para delimitar la obra del Señor. Por el bien de sus propias posiciones, intentaron evitar que los fieles aceptaran la salvación del Señor, se resistieron al Señor y lo condenaron frenéticamente, y lo crucificaron en la cruz. Aunque el pastor en nuestra iglesia haya estudiado Teología y sea un predicador experto, y aunque parezca piadoso y compasivo, cuando los hermanos y hermanas en la iglesia tienen un problema, el pastor es simplemente incapaz de ayudarles a resolverlo, y los espíritus de los hermanos y hermanas se quedan sin ser alimentados. El pastor sabe muy bien que el Señor ya ha regresado, pero aun así no guía a los hermanos a tomar la iniciativa y estudiar el verdadero camino. Por el contrario, cierra herméticamente la iglesia y no deja que los hermanos y hermanas tengan contacto alguno con extraños, o que vayan a escuchar sermones en otro lugar. Esto está completamente en contra de las palabras del Señor. Si creo lo que dice mi mujer y lo que dice el pastor, y si no escucho, no veo y no estudio el verdadero camino, entonces perderé la salvación de Dios en los últimos días. No debo ser un tonto y resistirme a la obra de Dios de los últimos días y condenarla con ellos, porque eso sólo hará que Dios me deteste y me rechace.

El divorcio se cierne y Dios me guía a vencer las tentaciones de Satanás.

Durante los días siguientes, para poder evitar ser acosado por mi mujer, esperaba a que mi mujer se fuese a la cama alrededor de las 11 de la noche, y entonces me reunía con mis hermanos y hermanas por Internet. Pero, a pesar de ello, mi mujer se enteró y me dijo enfurecidamente: “Si tienes una reunión con ellos de nuevo, me divorciaré de ti”. El divorcio era algo que más le temía, y pensé: Si de verdad se divorciara de mí, nuestros hijos sufrirán, ¿y qué pensarán de nosotros nuestros parientes y amigos? No sé qué decidir en una situación como esta. En mi dolor, todo lo que pude hacer fue orar a Dios: “Oh, Dios, sólo quiero buscar la verdad y seguirte sinceramente, pero mi mujer siempre está tratando de impedírmelo. No entiendo Tu voluntad y me siento negativo y débil. Por favor, dame Tu guia”. Después de orar, le conté al hermano Tian lo que había ocurrido y él me envió estas palabras de Dios: “Dios se preocupa por la persona, la escudriña y Satanás sigue de cerca cada uno de Sus pasos. A cualquiera que Dios favorece, Satanás también le observa y va a la zaga. Si Dios quiere a esa persona, Satanás hará todo lo que pueda para estorbarle usando diversas formas malvadas para tentarle, acosarle, y estropear el trabajo que Dios hace, con tal de lograr su objetivo oculto. ¿Y cuál es ese objetivo? No quiere que Dios tenga a nadie; él quiere a todos los que le interesan a Dios, para poseerlos, controlarlos, ocuparse de ellos para que le adoren a él, […]”. “En cada paso de la obra que Dios hace en las personas, externamente parece que se producen interacciones entre las personas, como nacidas de disposiciones humanas, o de la interferencia humana. Sin embargo, detrás de bambalinas, cada etapa de la obra, y todo lo que acontece, es una apuesta hecha por Satanás delante de Dios, y exige que las personas se mantengan firmes en su testimonio de Dios. Mira cuando Job fue probado, por ejemplo: detrás de la escena, Satanás estaba haciendo una apuesta con Dios, y lo que aconteció a Job fue obra de los hombres, y la interferencia de estos. Detrás de cada paso que Dios hace en vosotros está la apuesta de Satanás con Él, detrás de todo ello hay una batalla”.

Entonces el hermano compartió conmigo, diciendo: “Esta es una batalla en el mundo espiritual. A medida que estudiamos el verdadero camino y seguimos a Dios, siempre nos encontramos con algunas interrupciones y tentaciones de Satanás. Satanás sabe que, al seguir el ritmo de los pasos de Dios, podemos así obtener la salvación de Dios, y no está dispuesto a dejarnos aceptar el verdadero camino. Por tanto, intenta hacer todo lo posible para utilizar a la gente de nuestro alrededor para interrumpirnos y obstaculizarnos, y para evitar que obtengamos la salvación de Dios de los últimos días. Si no tenemos discernimiento, entonces quedaremos atrapados en los planes engañosos de Satanás. Al mismo tiempo, Dios está probando nuestra fe a través de estas situaciones, para ver si podemos seguir siendo fieles a Dios, como dice la Biblia: ‘Y meteré en el fuego la tercera parte, y los fundiré como se funde la plata, y probarélos como se prueba el oro. El invocará mi nombre, y yo le oiré, y diré: Pueblo mío: y él dirá: Jehová es mi Dios’ (Zacarías 13:9). Cuando experimentamos la tentación, sólo al confiar más en Dios, leer más las palabras de Dios y entender la verdad, podemos entonces poseer verdadera fe en Dios, y podemos mantenernos firmes en nuestro testimonio y ganar la alabanza de Dios …”.

A través de la palabra del hermano, y al leer las palabras de Dios, llegué a entender que, aunque por fuera pareciese que mi mujer estaba intentando obligarme a hacer algo en contra de mi voluntad, en esencia era una batalla que se estaba librando entre Dios y Satanás para ver si podía mantenerme firme en mi testimonio. Satanás sabía que yo temía sumamente divorciarme, y entonces, para hacer que abandonase el camino verdadero, y utilizó la amenaza de divorcio de mi mujer en un intento por conseguir su objetivo despreciable. Si cedía ante mi mujer y abandonar el verdadero camino, quedaría atrapado en el plan deshonesto de Satanás. Pensé en Job: Cuando su mujer desempeñó el papel de Satanás y se burló de él y lo ridiculizó, Job tuvo un sentido de justicia y tuvo fe en Dios, así que regañó a su mujer, se mantuvo en el camino de temer a Dios y huir del mal, y no abandonó a Dios. Ahora me había enfrentado a los intentos de mi mujer para restringirme y, aunque me dolía, Dios estaba utilizando esta situación para hacer que desarrollase discernimiento y obtuviese la verdad, y lo estaba haciendo con el fin de probar mi fe en Él. Después de que hubiese llegado a entender la voluntad de Dios, tomé la decisión de estar del lado de Dios, y aunque mi mujer se divorciase, yo seguiría escogiendo el camino verdadero. En ese momento mi corazón se inundó de fuerza y ya no sentí dolor ni miedo.

Un día, estaba asistiendo a una reunión en línea cuando mi mujer lo vio y se enfureció. Ella se fue inmediatamente a nuestra habitación y volvió con los papeles del divorcio, y entonces los puso delante de mí y me pidió que los firmara. Al ver esta escena ante mí, no pude evitar empezar a tener miedo de nuevo. Si realmente nos divorciásemos, yo no tendría nada, ¿y qué haría entonces? Pero, entonces, pensé en las palabras de Dios y en la decisión que había tomado ante Dios. Sabía que este era el plan engañoso de Satanás obrando y que Satanás estaba utilizando a mi mujer para obligarme a abandonar el verdadero camino, pero no podía permitirme quedar atrapado en sus planes ni traicionar a Dios. Por lo tanto, le dije firmemente: “Puedes divorciarte si quieres. Pero, aunque nos divorciemos, yo voy a seguir manteniéndome en el verdadero camino”. Mi mujer dijo con impotencia: “Veo que ya has tomado una decisión, parece que vas a seguir a Dios Todopoderoso pase lo que pase. Como tú quieras. Si quieres seguir creyendo en eso, adelante”. Entonces, se llevó los papeles del divorcio y desde ese momento nunca más volvió a mencionarlo.

Después de experimentar las interrupciones y tentaciones de Satanás una y otra vez, llegué a tener discernimiento de la gente, los sucesos y las cosas en mi alrededor, y llegué a entender algo la omnipotencia y sabiduría de Dios. Después, asistí a menudo a reuniones y compartí con mis hermanos y hermanas, leí las palabras de Dios Todopoderoso y vi películas y vídeos producidos por la Iglesia de Dios Todopoderoso todos los días, escuché himnos, y gradualmente llegué a tener algo de entendimiento de la obra del juicio de Dios, lo que me hizo estar más seguro de que Dios Todopoderoso es el Señor Jesús regresado. Tomé la decisión de dar testimonio de la obra de Dios de los últimos días a aún más personas para que pudieran ir delante de Dios y obtener Su salvación en los últimos días, y al hacer esto, podría retribuir el amor de Dios.


Vídeo recomendado:

El sitio web "Caminando con Jesucristo" también le proporciona los contenidos de acerca de los devocionales cristianos, la segunda venida de Cristo y la Palabra de Dios, etc. Por favor, no dude en contactarnos por cualquier confusión o problema en relación con su creencia.