Esta es la forma de alcanzar el arrebatamiento

En una tarde cálida, las cigarras hacían un ruido estridente e incesante entre los árboles. En la carretera, los árboles y las flores agobiados por el calor parecían inclinar sus cabezas hacia abajo con indiferencia.

Cerca de un bloque residencial, Wang Na trató a mantenerse despierta y continuó: “La Biblia dice: ‘Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre’ (1 Thessalonians 4:17). Desde el estado de los hermanos y hermanas en la iglesia y la situación mundial podemos ver que los últimos días han llegado. Las profecías del regreso del Señor básicamente se han cumplido. Por lo tanto, el Señor debe regresar pronto para llevarnos al Reino de los Cielos. En ese momento, todos nos encontraremos con el Señor en el aire. Debemos tener fe en la promesa del Señor”.

En sus palabras, los compañeros de obra se miraron unos a otros desamparadamente. Luego, algunos de ellos bajaron la cabeza y hojearon la Biblia en forma ausente, algunos sacudieron su cabeza levemente y dieron un pequeño suspiro, y algunos incluso susurraron entre ellos.

“A pesar de lo has dicho”, dijo la hermana Li en voz baja: “Ahora los hermanos y hermanas se vuelven pasivos y débiles, porque nos lleva tanto tiempo dar la bienvenida al regreso del Señor. Los desastres están empeorando en todas partes y ya han aparecido las cuatro lunas de sangre, pero todavía no estamos en el arrebatamiento en esta coyuntura crítica. ¿Cómo dejamos de ser débiles y ansiosos?

El hermano Zhang asintió con la cabeza y tomó el hilo de la conversación, “¡Ay! De acuerdo. La catástrofe se acerca, pero no hemos sido arrebatados. Entonces, ¿Cuál es el problema? Bien, hermana Song, has estado en otros lugares y raramente vienes a nuestra reunión de compañeros de obra. ¿Qué piensas de esto?”

Song Jiayin miró a todos y dijo con seriedad: “¡Gracias al Señor! Yo solía tener la misma confusión: Jesucristo dijo una vez: ‘El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán’ (Mateo 24:35). Hoy, las profecías del regreso del Señor se han vuelto realidad, prácticamente. Muchos hermanos y hermanas en el Señor están predicando que el Señor ha regresado. Ya que el Señor ha vuelto, ¿Por qué no hemos sido arrebatados, todavía? Con esta duda, yo ardo de ansiedad, busqué aquí y allá, y finalmente supe la razón de eso. Como resultados, ‘ser arrebatados’,  no es ser levantado en el aires, como lo pensamos”.

Tan pronto como su voz se desvaneció, un acalorado debate comenzó de inmediato, en la soñolienta. Todas las demás personas empezaron a hablar.

Wang Na fijó sus ojos hacia Song Jiayin y dijo solemnemente: “Jiayin, nosotros que creemos en el Señor debemos actuar de acuerdo con la Biblia. El hecho que seremos levantados en el aire para encontrarnos con el Señor, tiene su base en la Biblia. Puesto que usted dice que para ser arrebatados no significa que seamos levantados en el aire, entonces ¿Hay alguna base bíblica para esto?

Todos volvieron sus ojos hacia Song Jiayin.

Ella los miró, y dijo con una sonrisa: “¿Es esta idea de que ser arrebatado significa ser tomada de la tierra hacia el cielo verdaderamente la voluntad de Dios? Ahora, vamos a estudiar algunas escrituras. Apocalipsis 21:2-3 dicen: ‘Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios, preparada como una novia ataviada para su esposo. Entonces oí una gran voz que decía desde el trono: He aquí, el tabernáculo de Dios está entre los hombres, y El habitará entre ellos y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará entre ellos’. Apocalipsis 11:15 también dicen: ‘El séptimo ángel tocó la trompeta, y se levantaron grandes voces en el cielo, que decían: El reino del mundo ha venido a ser el reino de nuestro Señor y de su Cristo; y El reinará por los siglos de los siglos’. De estas predicciones, ya podemos ver que en las palabras ‘Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios’, quiere decir que Jerusalén está ‘que descendía del cielo, de Dios’, seguramente estará sobre la tierra. Todos sabemos que ‘la nueva Jerusalén’, significa el Reino de Dios. Esto significa que Dios establecerá Su Reino sobre la tierra. Las palabras ‘He aquí, el tabernáculo de Dios está entre los hombres’, ‘y El habitará entre ellos’ y ‘El reino del mundo ha venido a ser el reino de nuestro Señor y de su Cristo;’ las profecías también prueban adecuadamente que en última instancia viviremos en la tierra, y el Reino de Dios descenderá sobre la tierra en lugar de estar en el cielo. Si alcanzar el arrebatamiento se refiere a ser llevado al cielo como pensamos, entonces, ¿no será en vano nuestro deseo de entrar en el Reino de los cielos? ¿Cómo se van a cumplir estas profecías de Apocalipsis?”

El hermano Zhang dijo lo que pensaba, “‘Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios’, y ‘He aquí, el tabernáculo de Dios está entre los hombres’, estas escrituras implican que el Reino de Dios vendrá a la tierra. Las palabras de Dios se expresan tan claramente, ¿Cómo es que no hemos entendido nada antes? Obviamente, Dios vendrá a la tierra para establecer Su reino, y sin embargo insistimos en seguir creyendo en el ser arrebatados al cielo. Esto va en contra de la palabra del Señor”.

Song Jiayin continuó, “¡Eso es correcto! Desde que Dios creó al hombre, Él siempre lleva a cabo Su obra sobre la tierra. De principio a fin, la intención de Dios es que nosotros vivamos en la tierra en lugar de en el cielo. Está claramente escrito en la Biblia que los antepasados de la humanidad Adán y Eva vivieron originalmente en el jardín del Edén en la tierra. Después de cometer el pecado, fueron expulsados del Edén. Sin embargo, aún vivían en la tierra. Siendo este el caso, la obra de Dios de salvar a la humanidad es también, por supuesto, llevada a cabo en la tierra. Por ejemplo, en la Era de la Ley, Dios promulgó las leyes y los mandamientos para guiar la vida de la humanidad en la tierra; durante la Era de la Gracia, Jesucristo se hizo carne y completó la obra de redimir a toda la humanidad, permitiéndonos cumplir Su voluntad y seguir Sus enseñanzas en la tierra. Todo esta obra se hizo en la tierra. Además, en Apocalipsis hay otras profecías dicen que el maravilloso destino futuro que Dios ha preparado para los de la raza humana que permanecen, todavía estará en la tierra”.

La hermana Yu se apresuró a soltar la taza de su mano y dijo con emoción: “De hecho, así es como es. En el pasado, sólo me preguntaba cómo podíamos ser levantados en el aire, ya que éramos seres mortales con cuerpos pesados. Hoy, me siento mucho más iluminado en mi corazón después de tal comunicación”.

Lo que los hermanos y hermanas dijeron, hizo que Wang Na frunciera el ceño. No podía dejar de pensar en la comunicación de Song Jiayin.

“Jiayin”, dijo Wang na, “Todo lo que dijiste tiene sentido, pero la Biblia muy claramente registra que Enoc y Elías fueron arrebatados al cielo. ¿Cómo se puede explicar esto?

Frente a Wang Na, Song Jiayin dijo honestamente, “Acerca de esta pregunta, Hechos 8:39-40 dice, ‘Al salir ellos del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y no lo vio más el eunuco, que continuó su camino gozoso. Mas Felipe se encontró en Azoto, y por donde pasaba, anunciaba el evangelio en todas las ciudades, hasta que llegó a Cesarea’. Estos versículos definitivamente dicen que Felipe fue arrebatado por el Espíritu Santo. De acuerdo con nuestro concepto, él fue arrebatado al cielo por el Señor. Pero de hecho, como dice el versículo, ‘Mas Felipe se encontró en Azoto’, y difundió el evangelio en todas las ciudades cumpliendo la voluntad del Señor en la tierra. Con base en esto podemos ver que nuestras creencias de que “ser arrebatados” significa ser tomado de un lugar bajo a un lugar alto o ser llevados de la tierra al cielo es solo nuestra noción sin fundamento en la verdad, Jesucristo dijo: ‘Nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, es decir, el Hijo del Hombre que está en el cielo’ (Juan 3:13). El Señor Jesús es la única Puerta al Reino de los Cielos. Así que, en nuestra fe debemos usar las palabras del Señor como estándares. Si Enoc y Elías fueron arrebatados al cielo de acuerdo con nuestro entendimiento, ¿Cómo explicarnos la palabra de Jesucristo entonces? ¿Cuál es lo correcto, nuestra noción o la palabra del Señor?”

El objetivo que Wang Na había estado persiguiendo durante muchos años comenzó a vacilar en su corazón. Ella se preguntaba constantemente: ¿Es realmente malo mi punto de vista sobre el lograr el arrebatamiento que he tenido durante todos estos años? Después de una feroz batalla en el interior, ella le preguntó a Song Jiayin, “Jiayin, si nuestra comprensión de ser arrebatado durante tantos años está mal, entonces, ¿Nos puedes decir cuál es el verdadero significado?"

Song Jiayin sacó rápidamente un cuaderno de su bolso y dijo, “No puedo explicarlo claramente. Sin embargo, copié un pasaje de las palabras, que han comunicado esto con sencillez. Déjenme leerles esto. ‘“Ser arrebatado” no es ser tomado de un lugar bajo para ser colocado en un lugar alto, como las personas imaginan. Esto es un tremendo error. Ser arrebatado se refiere a Mi predeterminación y Mi selección. Va dirigido a todos los que Yo he predestinado y escogido. Todos los que han ganado el estatus de hijos primogénitos, el estatus de Mis hijos o de Mi pueblo, son personas que han sido arrebatadas. Esto es sumamente incompatible con las nociones de las personas. Todas las que tengan participación en Mi casa en el futuro son personas que han sido arrebatadas delante de Mí. Esto es absolutamente cierto, nunca cambia y nadie lo puede refutar. Este es el contraataque contra Satanás. Todo aquel a quien Yo predestiné será arrebatado delante de Mí’. Por estas palabras, podemos entender que ‘Ser arrebatados’ no es que, como pensamos, que seremos levantados en el aire de un golpe cuando el Señor regrese, si no que significa que podemos seguir los pasos del Cordero, aceptar la obra nueva de Dios y ser llevamos como un rebaño ante Su trono. Esto es igual como al final de la Era de la Ley; cuando Jesucristo vino a trabajar, aquellos que reconocieron la voz de Dios de las palabras de Jesucristo y aceptó Su salvación cuando fue arrebatado. El ser arrebatados se debía principalmente, porque podían oír la voz de Dios. Al igual que las profecías de la Biblia, ‘Pero a medianoche se oyó un clamor: “¡Aquí está el novio! Salid a recibirlo”’ (Mateo 25:6). ‘He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo’ (Apocalipsis 3:20). Así que hoy, en los últimos días, cuando el Señor regrese y pronuncie Sus palabras, si podemos, como las vírgenes sabias, buscar activamente Sus pasos, reconocer Su voz y aceptar Su regreso, seremos capaces de seguir Sus huellas. Entonces, somos realmente arrebatados”.

La hermana Li dijo alegremente, “Así que el verdadero arrebatamiento ser refiera a nuestro seguimiento de los pasos del Cordero y a aceptar la nueva obra de Dios. Ahora finalmente lo entiendo”.

El hermano Zhang dijo pensativo, “Sí, realmente hoy he ganado mucho. Si actuamos de acuerdo a nuestra imaginación, entonces no importa cuantos años esperemos, no ganaremos nada. Jesucristo ha dicho hace mucho tiempo, ‘Pero cuando El, el Espíritu de verdad, venga, os guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y os hará saber lo que habrá de venir’ (Juan 16:13). Cuando el Señor regrese, pronunciará más palabras y expresará la verdad. Mientras podamos enfocarnos en escuchar Su voz, reconocer la voz del “esposo” y aceptar Su nueva obra, entonces seremos arrebatados ante Su trono. Ahora, finalmente tenemos una manera de alcanzar el arrebatamiento”.

Song Jiayin y sus compañeros de obra sonrieron.

Scripture quotations taken from LBLA. Copyright by The Lockman Foundation.

Recomendación: ¿Cómo Regresará el Señor? : ¿En Secreto o Abiertamente?

El sitio web "Caminando con Jesucristo" también le proporciona los contenidos de acerca de los devocionales cristianos, la segunda venida de Cristo y la Palabra de Dios, etc. Por favor, no dude en contactarnos por cualquier confusión o problema en relación con su creencia.