Cómo dejar el pecado: La experiencia real de un cristiano (II)

Finalmente encontré el camino para purificar mis pecados

En los días siguientes, asistí a seminarios en línea con hermanos y hermanas de la Iglesia de Dios Todopoderoso casi todos los días. En una reunión, una hermana sonrío y me preguntó: “Hermano, todos sabemos que la obra de Dios de los últimos días es la obra de juicio y purificación, entonces, ¿quieres saber cómo hace Dios la obra de juicio para cambiar y purificar a la gente en los últimos días?”

Mito del trafico cristiano

Yo asentí con gusto y tuve un deseo urgente de conocer la respuesta a esta pregunta, así que mi hermana abrió un libro de la palabra de Dios y empezó a leer: “En los últimos días Cristo usa una variedad de verdades para enseñar al hombre, para exponer la esencia del hombre y para analizar minuciosamente sus palabras y acciones. Estas palabras comprenden verdades diversas tal como: el deber del hombre, cómo el hombre debe obedecer a Dios, cómo debe ser leal a Dios, cómo debe vivir una humanidad normal, así como también la sabiduría y el carácter de Dios, y así sucesivamente. Todas estas palabras son dirigidas a la esencia del hombre y a su carácter corrupto. En particular, las palabras que exponen cómo el hombre desdeña a Dios con relación a cómo el hombre es una personificación de Satanás y una fuerza enemiga contra Dios. Al emprender Su obra de juicio, Dios no deja simplemente en claro la naturaleza del hombre con sólo unas pocas palabras; la expone, la trata y la poda durante un largo plazo. Estos métodos de exposición, de trato y poda, no pueden ser sustituidos con palabras ordinarias, sino con la verdad que el hombre no posee en absoluto. Sólo los métodos de este tipo se consideran juicio; sólo a través de este tipo de juicio puede el hombre ser doblegado y completamente convencido de la sumisión a Dios y, además, obtener un conocimiento verdadero de Dios. Lo que la obra de juicio propicia es el entendimiento del hombre sobre el verdadero rostro de Dios y la verdad sobre su propia rebeldía. La obra de juicio le permite al hombre obtener mucho entendimiento de la voluntad de Dios, del propósito de la obra de Dios y de los misterios que le son incomprensibles. También le permite al hombre reconocer y conocer su esencia corrupta y las raíces de su corrupción, así como descubrir su fealdad. Estos efectos son todos propiciados por la obra de juicio, porque la esencia de esta obra es, en realidad, la obra de abrir la verdad, el camino y la vida de Dios a todos aquellos que tengan fe en Él. Esta obra es la obra de juicio realizada por Dios” (“Cristo hace la obra de juicio con la verdad”). “Dios tiene muchos medios para perfeccionar al hombre. Emplea toda clase de ambientes para tratar con el carácter corrupto del hombre y usa varias cosas para poner al hombre al descubierto; en un sentido trata con el hombre, en otro pone al hombre al descubierto y en otro revela al hombre, escarbando y revelando los ‘misterios’ en las profundidades del corazón del hombre, y mostrándole al hombre su naturaleza revelando muchos de sus estados. Dios perfecciona al hombre a través de muchos métodos —por medio de la revelación, el trato, el refinamiento y el castigo— para que el hombre pueda saber que Dios es práctico” (“Sólo los que se enfocan en la práctica pueden ser perfeccionados”).

La hermana compartió: “Las palabras de Dios Todopoderoso están muy claras. En los últimos días, Dios Todopoderoso obra principalmente expresando la verdad para juzgarnos y purificarnos. Las palabras de Dios exponen nuestros caracteres satánicos muy arraigados, y estamos completamente convencidos y nos damos cuenta de que, después de ser corrompidos por Satanás, somos muy arrogantes y engaños, egoístas y despreciables, malvados y codiciosos, y estamos todos hartos de la verdad por naturaleza. Después de creer en Dios, aunque abandonemos y nos entreguemos hasta cierto punto, nuestra intención sigue siendo intercambiar con Dios por las bendiciones del reino de los cielos. Están llenos de tratos y contaminantes. En nuestros sermones, no exaltamos ni testificamos a Dios, sino que alardeamos y damos testimonio de nosotros mismos para que los demás nos respeten y admiren. Cuando la obra de Dios no está de acuerdo con nuestras nociones, culparemos a Dios e incluso llevaremos la contraria a Dios y le traicionaremos. Para tener éxito y disfrutar de riqueza y lujo, todavía podemos seguir la tendencia malvada y disfrutar de los placeres del pecado. Y así sucede con otras cosas. Al mismo tiempo, Dios organiza varios ambientes en nuestras vidas reales para revelar nuestra rebelión y nuestras deficiencias, utiliza a la gente, los asuntos y las cosas de nuestro alrededor para exponernos, ocuparse de nosotros y podarnos para que podamos ver más claramente el hecho de cómo hemos sido corrompidos por Satanás: No tenemos ninguna conciencia, razón o dignidad humana; confiamos en nuestros caracteres satánicos, nuestra filosofía y lógica, y vivimos vidas en las que podemos hacer cosas que se oponen a Dios en cualquier momento, por lo que Dios nos odia y aborrece. Sólo entonces experimentaremos verdaderamente la justicia de Dios y el carácter santo que no tolera la ofensa del hombre, lo que así produce un corazón dentro de nosotros que teme a Dios y nos hace odiarnos y maldecirnos sinceramente, y estar dispuestos a traicionar a la carne y vivir según los requisitos de Dios. Después de experimentar el castigo y el juicio de Dios una y otra vez, entendemos cuánto esfuerzo ha sido invertido en la salvación de Dios de cada persona. Nosotros también entendemos que Dios nos castiga porque odia nuestros pecados y desobediencia, y porque quiere salvarnos de nuestro carácter satánico y ganarnos para Sí mismo.

“En el pasado, no habíamos aceptado la obra del juicio de Dios, así que, a pesar del hecho de que deseábamos conseguir amar y satisfacer a Dios, no conocíamos la justicia de Dios ni Su sustancia de santidad y belleza, no teníamos un entendimiento verdadero de nuestra fealdad satánica y naturaleza desobediente y opuesta a Dios, y no sabíamos cómo distinguir las cosas negativas y las ideas erróneas que vienen de Satanás, y esto hizo difícil que traicionásemos a la carne y practicásemos la verdad. Ahora bien, cuando aceptamos el juicio y la revelación en la palabra de Dios, podemos entender quién le gusta a Dios y a quién odia Él, podemos entender qué cosas son positivas y cuáles son negativas, y saber que la fe en Dios requiere buscar la verdad, vivir por la palabra de Dios y convertirse en alguien que teme a Dios y rehúye al mal. Sólo este tipo de persona puede ser aprobado por Dios y vivir una vida con significado. Cuanto más aceptamos el juicio y el castigo en la palabra de Dios, más tenemos conocimiento de la justicia de Dios, más podemos entender la verdad, más podemos practicar la verdad, y más podemos vivir la verdadera imagen del hombre. Así que, aceptar la palabra de Dios del juicio en los últimos días es el único camino por el que podemos escapar de la esclavitud del pecado y obtener la purificación y el cambio”.

Las palabras de Dios y la palabra de mi hermana me hicieron entender de repente. Solía pensar que el juicio de Dios de los últimos días era para condenar el pecado de cada persona, pero ahora aprendí que Dios, en los últimos días, estaba usando Sus palabras para juzgar, castigar, podar y tratar con la gente con el objetivo de permitirnos escapar de nuestro carácter corrupto y obtener la purificación y cambio, y no ser engañados ni dañados por Satanás. La obra de Dios del juicio de los últimos días es muy práctica. Había creído en el Señor durante tantos años, pero aún así no podía encontrar una manera de resolver mi naturaleza pecadora. Ahora la había encontrado finalmente en las palabras de Dios Todopoderoso. Llegué a estar convencido en mi corazón de que el Dios Todopoderoso es el Señor Jesús.

¿Puede un pecador como yo aún ser salvado por Dios?

A pesar de mi emoción, pensé cómo había creído en el Señor durante más de 40 años, e incluso dejé al Señor durante casi 10 años, y cometí muchos pecados. ¿Era posible aún que los pecadores como yo fueran salvados? No pude evitar preocuparme.

En una reunión, expresé mis preocupaciones a los hermanos y hermanas, y después de escucharme, una hermana me leyó un pasaje de la palabra de Dios: “Todas y cada una de las personas que hayan aceptado la conquista de las palabras tendrán una amplia oportunidad para la salvación. La salvación de Dios de cada una de estas personas les muestra Su máxima indulgencia, lo que quiere decir que se les muestra la máxima tolerancia. Siempre que las personas se vuelvan de la senda equivocada, siempre que se puedan arrepentir, entonces Dios les dará la oportunidad de obtener Su salvación. Cuando las personas se rebelan contra Dios por primera vez, Dios no tiene el deseo de hacerlas morir, sino que hará todo lo posible por salvarlas. Si alguien realmente no tiene cabida en la salvación, entonces Dios lo descartará. Que Dios sea lento para castigar a alguien es porque Él quiere salvar a todas las personas que pueden ser salvadas. Él juzga, ilumina y guía a las personas sólo con palabras y no usa una vara para hacerlas morir. Usar palabras para salvar a las personas es el propósito y el significado de la etapa final de la obra” (“Deberías desechar las bendiciones del estatus y entender la voluntad de Dios para la salvación del hombre”).

Ella compartió: “Hermano, de la palabra de Dios, vemos que la esencia de Dios es buena. El objetivo de la obra de Dios de los últimos días es salvar a la gente, permitirnos entender la verdad y no vivir según el carácter corrupto y regla de existencia de Satanás, y al final ser salvados y ganados por Dios. Todos hemos sido corrompidos profundamente por Satanás, y mientras que el grado de los diferentes tipos de caracteres satánicos corruptos dentro de nosotros es diferente, la esencia de nuestra naturaleza es oponerse a Dios, y todos debemos aceptar la salvación de Dios. Dios está esperando que volvamos a Él. Siempre que podamos aceptar el juicio y castigo de Dios hoy y nos arrepintamos sinceramente ante Él, entonces Dios no nos abandonará, y siempre nos guiará con Sus palabras, creará una variedad de ambientes para purificarnos y cambiarnos, y finalmente permitir que nos convirtamos en personas de acuerdo con la voluntad de Dios. Como en el tiempo de Noé, la gente estaba festejando, casándose y dando en matrimonio, y era corrupta y malvada hasta el punto en que Dios no pudo soportar mirarla más. Así que, Dios decidió enviar un diluvio para eliminarlos a todos, pero antes de hacerlo, Dios les dio cien años para arrepentirse. Los habitantes de Nínive eran corruptos, malvados y no adoraban a Dios, así que Dios envió a Jonás para avisarles, y cuando se arrepintieron en cilicio y cenizas, Dios tuvo misericordia de ellos, les permitió continuar, y les guió en su existencia continuada en la tierra. Así que, debemos creer que la esencia de Dios es justa y fiel. Siempre que nos arrepintamos de verdad, Dios no dejará de salvarnos”.

Después de escuchar la palabra de Dios y las palabras de mi hermana, el peso que aplastaba mi corazón desapareció. Sentí la gran misericordia y salvación de Dios. Sólo Dios podía ser tan tolerante con nosotros y amarnos. La esencia de Dios es muy buena y mi corazón se conmovió especialmente. Le doy gracias a Dios por Su salvación, y porque hoy soy capaz de ir ante Dios Todopoderoso y aceptar la obra de Dios del juicio en los últimos días. Esta es verdaderamente la exultación y gracia de Dios. Por tanto, estoy dispuesto a buscar la verdad, a esforzarme de escapar de mi carácter corrupto, a vivir como imagen humana, y a satisfacer la voluntad de Dios. ¡A Dios Gracias y toda la gloria a Dios Todopoderoso!

El fin.

Anteriormente: Cómo dejar el pecado: La experiencia real de un cristiano (I)

Carta del editor: La obra de juicio y castigo es el evangelio de Dios para aquellos en los últimos días que vivan en el ciclo de pecado y arrepentimiento, y que anhelen ser purificados, y también es el único camino para obtener la salvación. Queridos hermanos y hermanas, el Hermano Tiexin encontró un camino para escapar del pecado y obtener la salvación, ¿y vosotros? A continuación, os recomiendo que veáis el siguiente vídeo: “Desde el trono fluye el agua de la vida (9) - Testimonios de experiencias del juicio de Dios en los últimos días”.

Bienvenido a nuestro sitio web “Caminando con Jesucristo”. Esta página ofrece: Devocionales Cristianos, Sermones Cristianos, Misterio de la Segunda Venida de Cristo y Palabra de Dios, etc., le ayudan conocer a Jesucristo. Si tiene un conocimiento nuevo de nuestros contenidos o algunas confusiones y dificultades en la fe, puede compartirlo con nosotros a través de la función de chat [En línea] en la esquina inferior derecha de la pantalla, y esperamos comunicarnos con usted.

comentarios

avatar
  Subscribe  
Notify of