En el camino de regreso a casa, sentí la protección de Dios sobre mí

En el camino de regreso a casa, sentí la protección de Dios sobre mí

—Disculpe, quiero comprar un boleto de ida a xxx, por favor.

—Lo lamento, los autobuses no van a ese lugar.

—¿Cómo? Escuché que sí lo hacían.

—Lo siento, nuestros autobuses nunca van a ese lugar. De verdad no van. ¡Siguiente, por favor!

……………

En una boletería, Xiaobei intentaba comprar un boleto de autobús para regresar a su hogar.

Hacía poco tiempo que ella era pasante de ventas. Unos días atrás, su compañera de trabajo la había traído hasta este lugar para hablar de algunos negocios. Sin embargo, como su compañera tenía que atender otros asuntos, Xiaobei debía regresar sola a su casa. Después de escuchar al empleado de la boletería, ella, para quien ese lugar era completamente extraño, se sintió aturdida. Salió de la estación preocupada, con un bolso en su espalda y pensó: “¡Qué extraño! Estoy segura de haber preguntado esto varias veces, y en cada oportunidad me dijeron que había autobuses que iban a mi ciudad. Pero, ¿por qué el empleado de la boletería me dice recién ahora que los autobuses nunca van hacia allá? No conozco este lugar. ¿Qué debo hacer?”. Miró a su alrededor sintiéndose algo confundida. No era muy independiente, porque su familia se había ocupado de todo desde que ella era joven. Era la primera vez que estaba lejos de su hogar. De forma inesperada, se encontraba en esta situación problemática. Más aún, le habían robado su teléfono, así que no podía llamar para pedir ayuda. Sin embargo, aún si tuviera un teléfono, el agua lejana no calmará la sed inmediata; la asistencia tardaría demasiado en llegar como para ser de ayuda, porque su hogar estaba muy distante.

De pie en el exterior y mientras miraba como anochecía, Xiaobei estaba en problemas. Así que, oró a Dios en silencio. Luego, volvió a la boletería para preguntar si había otra manera de volver a su casa, pero el resultado fue decepcionante. Sintiéndose perdida, volvía a salir cuando escuchó una voz detrás suyo que decía:

—¿Usted viaja a xxx? Encontré un autobús que pasa por la autopista. ¿Quiere ir a tomarlo? — El sonido inesperado de esa voz le provocó sorpresa y miedo. Pensó para sí: “¿cómo sabe este hombre a dónde tengo que ir? Escuché que hay muchos esquemas piramidales por aquí. ¿Será que este hombre es parte de un esquema piramidal?”. Xiaobei no podía dejar de pensar en una experiencia trágica en la que su hermana había sido engañada en un esquema piramidal, y su corazón comenzó a acelerarse. En ese momento, ella oró a Dios en su corazón sin cesar, pidiendo por Su protección. Después de orar, decidió ignorar al hombre y siguió su camino hacia la salida. Para su asombro, este hombre siguió caminando a su lado y continuó con su ofrecimiento. Xiaobei estaba muy preocupada, así que oró a Dios, porque la Biblia dice: “Por nada estéis afanosos; sino sean notorias vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con hacimiento de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepuja todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros entendimientos en Cristo Jesús” (Filipenses 4:6-7). ¡Gracias a Dios por Su protección! Su corazón acelerado se fue calmando lentamente mientras oraba a Dios. Pensó en la sucesión de eventos que habían ocurrido ese día. Al principio, cuando había consultado con otras personas, le habían dicho que había transporte para su casa, pero ahora que estaba aquí, se había enterado de que no había forma de regresar a su hogar. Y cuando se sentía perdida y clamó a Dios con sinceridad, apareció esta persona, que era muy insistente. Cuanto más lo pensaba, más sentía que todas las cosas que habían pasado eran imprevistas, y que lo que iba a suceder a continuación estaba fuera de su poder de decisión. Ella no sabía cómo era ese autobús o si en realidad la iba a llevar a su casa. Ahora lo único que podía hacer era orar a Dios, depender en Dios y obedecer la soberanía y los arreglos de Dios. Después de orar en silencio, sintió seguridad y paz en su corazón. Seguidamente, accedió a tomar el autobús que había encontrado esa persona. Entonces, esta persona preguntó a otros y en muy corto tiempo encontró un taxi que la llevara a la entrada de la autopista.

Xiaobei llegó a la autopista pero no vio ningún autobús; ya estaba oscureciendo, y esto la puso muy nerviosa. Solo podía orar a Dios constantemente. En ese momento llegó un autobús, pero vio que el destino que indicaba no era el de su ciudad. Aunque era un vehículo desvencijado, subió sin dudar. Lo que vio en el autobús la impactó un poco. Viajaban pocas personas, solo una mujer con un bebé y varios hombres mal vestidos y con la barba crecida, con rostros inexpresivos. Xiaobei continuó orando a Dios en su corazón; encontró un asiento y cautelosamente le preguntó al hombre a su lado dónde se detenía el autobús. Sin embargo, la localidad que el hombre mencionó le resultaba desconocida; además, al mirar por la ventana el camino desparejo de tierra totalmente desconocido, no pudo evitar sentirse aturdida y preocupada. Pensaba, “¿será este un vehículo habilitado? En el pasado he escuchado acerca de muchas víctimas traicionadas por participantes de esquemas piramidales” … Xiaobei sintió miedo. No podía relajarse y estaba atenta a cada detalle de lo que sucedía en ese autobús. En ese momento entendió que solo en Dios podía confiar, así que oró a Él una y otra vez. Ella pensó en lo que dice la Biblia: “Jehová te guardará de todo mal: El guardará tu alma. Jehová guardará tu salida y tu entrada, Desde ahora y para siempre” (Psalms 121:7-8). Estas palabras le dieron confianza, y Xiaobei lo comprendió: “El Dios en el que creo es el único Dios verdadero que gobierna y controla todas las cosas. Todos los asuntos y todas las cosas están en las manos de Dios. Si Dios no lo permite, nadie puede lastimarme. Es porque yo tuve poca fe en Dios que viví con timidez y miedo y fui engañada por Satanás. 2 Timoteo 1:7 dice: “Porque no nos ha dado Dios el espíritu de temor, sino el de fortaleza, y de amor, y de templanza”. Satanás teme que las personas crean en Dios y confíen de verdad en Dios, y por eso se introduce en los pensamientos de las personas de todas las maneras posibles para que vivan con miedo. Cuando Xiaobei se dio cuenta de que era solo por las trampas de Satanás que ella había tenido pensamientos negativos, rápidamente acudió a Dios. A pesar de que no sabía si iba a experimentar una bendición o una adversidad, sea cual fuere el ambiente en el que se encontrare, ella estaba dispuesta a hacerle frente, porque Dios estaba con ella. Con este pensamiento, su corazón se tranquilizó y su tensión nerviosa se relajó.

Cierto tiempo después, el conductor del autobús se acercó y le dijo: —Señorita, tome sus cosas por favor y prepárese para descender—. Xiaobei se sorprendió al ver que era un lugar desolado sin ninguna vivienda cerca. ¿Qué lugar era este? Estaba en el medio de la nada. En ese momento, el conductor le dio algunas monedas y le indicó que esperara el siguiente autobús. Antes de que terminase de contar las monedas, ella vio acercarse un micro lentamente, en el que había varios nombres conocidos que saltaron a su vista. Casi comenzó a llorar de la emoción. Ascendió al colectivo que la llevaría a su hogar y se sentó en el único asiento libre. Mientras veía por la ventana todos los lugares que le resultaban familiares, constantemente agradecía a Dios en su corazón.

En el futuro, cada vez que recordara esta experiencia, ella sentiría la emoción en su corazón. Fue la guía de Dios y Su ayuda la que le dio esperanza en una situación difícil. Más aún, ella probó el amor de Dios y Su cuidado. Dios estuvo a su lado como su guía oportuna y su ayuda. Cuando ella oró a Dios y confió en Él plenamente, ¡Él hizo posible que todas las cosas salieran de la mejor manera para ella!

Recordando el amor de Dios, su corazón se conmovió. Ella oró en silencio: “¡Oh, Dios! De ahora en adelante, en cualquier situación en la que me encuentre, no temeré, porque tú eres mi escudo y mi sostén. En el futuro, estoy dispuesta a confiar en Ti, experimentar todo tipo de situaciones y pruebas y esforzarme para buscar la verdad. ¡Amén!

(Traducido del original en inglés al español por Lidia Norese)

El sitio web "Caminando con Jesucristo" también le proporciona los contenidos de acerca de los devocionales cristianos, la segunda venida de Cristo y la Palabra de Dios, etc. Por favor, no dude en contactarnos por cualquier confusión o problema en relación con su creencia.