¿Por qué el Jesucristo se humanó para realizar Su obra entre los hombres?

Como pastor, he predicado y trabajado para el Señor durante años, pero existe un enigma que constantemente ha permanecido en mi corazón: ¿por qué el Señor Jesús vino de una persona corriente para vivir y desarrollar Su obra entre los hombres? Debido a Su apariencia de hombre normal y corriente, mucha gente ha negado y rechazado que es Dios en sí mismo y le han considerado simplemente como un hombre más. En particular los principales sacerdotes, las escribas y fariseos, quienes no sólo se negaron a tratar al Señor Jesús como Dios, sino que le trataron como hijo de un carpintero pobre y le difamaron diciendo que había sanado enfermos y había echado fuera demonios mediante el poder del príncipe de los demonios. Hicieron todo lo que pudieron para negar que Jesucristo era Dios en sí mismo. No puedo evitar preguntarme, ¿cómo le hubiera tratado yo de haber vivido en aquella época? ¿Hubiera negado y juzgado al Señor Jesús de acuerdo a su sencillez, al igual que ellos? Al pensar en ello, me asalta la duda. Entonces tengo que considerar detenidamente que si hoy por hoy puedo aceptar al Señor Jesús como mi Salvador es porque Su obra redentora se ha llevado a cabo y se ha testificado ampliamente de Su Santo nombre. Si yo hubiera nacido en el tiempo en el que Jesús vino al mundo para desarrollar Su obra, es muy probable que le hubiera rechazado a causa de Su apariencia de hombre corriente, al igual que hicieron los fariseos de la época. Lo desconcertante es que, si Dios es tan supremo,¿por qué eligió tomar tan ordinaria forma para obrar entre los hombres? ¿No hubiera resultado más fácil para la gente aceptarle si Él hubiera nacido en una familia imperial, con una imagen exaltada y el porte de un gran hombre? Esta pregunta me ha desconcertado durante mucho tiempo.

Por mucho que he meditado sobre ello, todavía no puedo comprenderlo. He buscado en la Biblia muchísimas veces y he consultado muchos libros. A través de la búsqueda y la oración, comprendí lo relevante que era el hecho de que Jesús desarrollara Su obra entre los hombres adoptando una imagen sencilla y corriente. Comprobé que la Biblia registra cómo los tres Magos creyeron que el Mesías nacería en el palacio real, y cómo no fueron capaces de encontrar al recién nacido Jesús allí. Por el contrario, Jesús nació en un pesebre, en el seno de la familia de un carpintero de Belén de Judá, y su apariencia fue la de una persona corriente. Dios es sublime, pero adoptó la forma de un humano común. Podemos observar que la esencia de Dios es humilde y secreta. No ostenta Su posición ni se exhibe para que otros le adoren. Pero nosotros somos bastante vanidosos. Nos preocupa la apariencia externa y admiramos a grandes personajes, pero no prestamos atención al conocimiento de la esencia de Dios, o al aspecto de Su belleza y Su bondad. Si Jesús hubiera nacido en un palacio tal y como se creía que iba a suceder, con una imagen sublime y superior, qué hubiera hecho la gente? Aquellos judíos, escribas y fariseos quienes le rechazaron, no le hubieran despreciado entonces por su apariencia corriente. Al contrario, le hubieran seguido sin vacilar. Sin embargo, ¿cómo se hubiera revelado su hipocresía y desprecio hacia Dios? Y a su vez, las personas más pobres y humildes podrían haber considerado que Dios era inalcanzable para ellos debido a su excelencia y alto estatus. De haber sido así, no hubiera sido fácil para la gente común el acercarse a Dios o recibir Su salvación.

Fue en este punto donde me di cuenta de la sabiduría de Dios que hay oculta detrás del hecho de que Jesús viniera al mundo en forma de hombre humilde. Dios mira sobre la faz de la tierra y sabe que un gran número de personas cree en Él, pero sólo una pequeña minoría realmente cree con fe y anhela conocer la verdad. Es por ello que Dios adoptó forma de hombre humilde. De esta manera, todo aquel que verdaderamente cree en Él y busca la verdad puede ser escogido y salvado. Jesucristo dijo, “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen” (Juan 10:27). Aquellos discípulos y personas quienes realmente creyeron en el Señor y buscaron la verdad, tales como Pedro, Juan, Andrés, Natanael…, reconocieron Su voz y se volvieron al Señor y siguieron Su camino. Pero el Espíritu Santo no obró en aquellos quienes no creyeron en Dios ni buscaron la verdad. Éstos fueron eliminados por obra del Señor Jesús, al igual que los primeros fariseos. Dios actuó de esta manera para que la esencia de cada cual fuese revelada. Porque en cada etapa de Su obra, lo que Él desea son personas que anhelen y busquen la verdad y sigan los pasos de la obra del Espíritu Santo. Aquellos que no buscan la verdad ni siguen los pasos de la obra del Espíritu Santo son desechados. De esta manera, estos dos tipos de personas(las buenas y las malvadas) pueden separarse fácilmente, lo cual es sabiduría de Dios.

Después de comprender esto, mi duda se aclara. Jesucristo vino al mundo bajo la apariencia de hombre humilde, lo cual nos permite tener conocimiento de Su esencia humilde y secreta. De esta manera, nos acerca a Dios y recibimos la provisión y orientación de la verdad de Sus palabras. Además, revela a aquellos que no aman la verdad, sino que definen a Dios basándose en Su apariencia y están llenos de ideas imprecisas sobre el Señor. Nosotros tenemos la certeza de que sea cual sea la manera en la que obre el Señor, será mediante Su voluntad y Su sabiduría. Tras estudiar y entender este aspecto de la verdad, debo entresacar lecciones de los fariseos. No puedo juzgar si Jesucristo es Dios en sí mismo sólo por Su apariencia. Por el contrario, debo aprender de Pedro y Natanael, prestando atención para distinguir si las palabras de Jesucristo son realmente la voz de Dios. Sólo de esta manera evitaré cometer el error de condenar y rechazar a Dios.

Gracias al Señor por darme entendimiento. A nuestro Padre celestial sea la gloria!


Le recomendamos más contenidos de conocer a Jesucristo:

¿Por qué Jesucristo oró a Dios en el Cielo ya que es Dios?

Reflexiones de la Biblia: ¿Cuál es la verdadera identidad de Jesucristo?

El sitio web "Caminando con Jesucristo" también le proporciona los contenidos de acerca de los devocionales cristianos, la segunda venida de Cristo y la Palabra de Dios, etc. Por favor, no dude en contactarnos por cualquier confusión o problema en relación con su creencia.